\\ : Articolo : Stampa
Goldberg go home!
Di Annalisa (del 07/11/2007 @ 23:29:20, in Bolivia, linkato 1714 volte)

L'ambasciatore Goldberg, il secondo da sinistra in compagnia del mafioso colombiano Vanegas Reyes

L'ambasciatore statunitense Phillip Goldberg, il secondo da sinistra, in posa con il mafioso colombiano Jairo Vanegas Reyes, attualmente in carcere. Sono in compagnia del Presidente della Camera di Industria e Commerico di Santa Cruz, Gabriel Dabdoub e di un membro della sicurezza dell' Ambasciata nordamericana.

Goldberg go home!
Di Rafael Rolando Prudencio Briancon         
                                                
Recurrentemente reitero de que el goebbeliano y golpista de Goldberg -master en mentir y mutilar-; o se va por la buenas, o de una buena vez hay que ignominiosa e inevitablemente EExpUUlsarlo del país a éste zaino saboteador que de la ex Yugoslavia, se vino vilmente a balcanizar Bolivia.
Ya es hora de ponerlo a éste indeseable e insidioso infiltrado en su sitio; o sea en la frontera, y no sólo es por el reciente y repentino impasse en el que se ha descubierto que el desestabilizador y dEElincUUencial diplomático, mantiene rufianescas relaciones con un delincuente, ni tampoco es por el hecho de que pueda tener amistad con paramilitares, asaltantes y asesinos; sino por la continua como conspiradora conducta que tiene el “escicionista” embajador estadounidense.
Y es que es como dice no mas ese remolón refrán “hazte de fama y échate en cama”. Pero de ahí a que nosotros queramos dormir, con el enemigo, sería como hacernos el harakiri; o que condescendientemente nos convirtamos en unos majaderos masoquistas ante la mala intención del Mr GOLPErg.
Y es que no se trata de la primera vez que el divisionista diplomático dirige arteramente su artillería contra la seguridad nacional, ya son varias veces que se lo encuentra con las manos en la masa -pólvora- para hacer estallar especializadamente la integridad territorial y la unidad nacional.
Hay pues una serie de subversivos sucesos que se han dado después del avieso arribo de Mr GOLPErg al país; e incluso desde antes, como fue por ejemplo la destrucción de los mísiles chinos, durante el gobierno del traicionero Rodríguez Veltzé, o el caso de los atentados terroristas en dos alojamientos donde perecieron dos compatriotas.
Pero el arbitrario y asiduo acoso de los subversivos súbditos norteamericanos, es moneda corriente de todos los días. La otra vez fueron las “balas balcanizadoras”, que la novia del hijito de papá; o sea del “patovica” -el seguridad de la embajada, James Campbell- se lo estaba traficantemente trayendo, un lote de quinientas balas; dizque para que pueda practicar tiro al blanco.
Posteriormente sucedió el tráfico de reliquias históricas de nuestro patrimonio nacional, que un funcionario de la embajada intentaba ilegalmente sacar del país; luego se vino la gansada de Goldberg, quien menospreciadamente se mofó del gobierno señalando sarcásticamente sobre el traslado de la sede de Disneylandia.
Hoy se trata de éste espectacular escándalo en el que se ha envuelto la embajada estadounidense nuevamente, claro que no faltaran la embusteras excusas para evadir responsabilidades, a la que le harán alineada y alcahuetemente eco denodadamente su defensora derecha, esa que la semana pasada, histéricamente increpaba al gobierno por las declaraciones de Hugo Chávez.
Es que claro, se han acostumbrado -derecha- arteramente ha minimizar miedosamente, con cualquier tipo de gEEnUUflexos justificativo las arbitrariedades de los americanos como, por ejemplo eso de decir: que el terrorista que metió las bombas a los alojamientos es un enajenado mental, o que las balas balcanizadoras eran para la práctica de tiro de su patovica, o que el traficante de arte, es un concienzudo coleccionista, o que sólo quería distender los ánimos con su infantil insinuación sobre Disney, o que no sabe el embajador con quien se hace sacar fotos.
Pero para mi; ya está de buen tamaño esta embustera EEstUUpidez del embajador estadounidense para explicar lo inexplicable; o es que éste -Goldberg- es cómplicemente el capo de la “cosa nostra” de la banda del paramilitar y mercenario mafioso John Jairo Venegas, o es que realmente se trata de la truculenta tramoya para balcanizar Bolivia, que personalmente pienso que eso, es así no mas. Y es que claro los credenciales de cruzado para la división y desintegración de las naciones así también lo confirman contundentemente.
Hay un dato mas que no puede descontextualizarse sobre la artificial y artificiosa crisis creada por la capitalidad de la república; y es que hace casi un año atrás, Mr GOLPErg, fue fotografiado en la plaza “25 mayo” almorzando con los alcahuetes y “hambrientos” constituyentes de la derecha, algo que nunca pudieron explicar las razones del porque les convidó esa conspiradora comilona. A partir de ese momento empezó la conspiración contra la constituyente con la coartada de la capitalidad, que casualidad, no creen?
Entonces pienso que lo mejor es cortar por lo sano, no mas las relaciones con este desestabilizador diplomático, que cree todavía que el país es su patio trasero, porque además todo tiene su límite, y precisamente ese es que de una buena vez hay que ponerlo en la frontera.